Guión largo o raya (—): qué es, cómo utilizarlo y ejemplos de uso

El guión largo o raya (—) es un signo ortográfico que cumple diferentes funciones, ya sea como un signo aislada o bien como un signo delimitador para aislar determinadas unidades de un discruso, citar palabras de otro o introducir un inciso entre otros. No debe confundirse con la raya corta o guión (-), pues tienen usos diferentes.

Uso del guión largo como signo simple

En el caso de que el guión largo o raya (—) cumpla con una función de signo simple, se utilizará en los contextos que se indican a continuación.

Obras de teatro

Sirven para separar el nombre de cada uno de los intervinientes en una obra de teatro

Ejemplo:

MAYORDOMO.— Los invitados están a punto de llegar

DON JUAN.— Esperaré en el jardín su llegada

Diálogos

Sirven para diferenciar las intervenciones dentro de un diálogo.

Ejemplo:

—¿Llegaste a casa muy tarde?

—No, pero no pude encontrar las llaves

—Probablemente las dejaste olvidadas en clase

Omisiones de palabras de una lista

Se utiliza la raya o guión largo para enumerar los elementos de una lista en espacios independientes, omitiendo un concepto que ya se ha citado en la primera línea:

Ejemplo:

Verbos regulares:

— irregulares

— intransitivos

— transitivos

Enumeraciones

La raya o guión largo se utiliza para realizar enumeraciones en formato de lista. Se debe colocar un espacio después de la raya y, la palabra a enumerar.

Ejemplo:

Los colores primarios son:

— rojo

— amarillo

— azul

Uso del guión largo como signo doble

En el caso de que el guión largo o raya (—) cumpla con una función de signo doble, lo hará del mismo modo que en el caso de otro signos dobles como son: los signos de interrogación, signos de exclamación, paréntesis, comillas o corchetes.

El modo correcto de colocar este signo es unido a la primera letra de la primera palabra y a la última letra de la última palabra, siempre con un espacio que le precede y que le sigue. 

Ejemplo de uso:

  • Los alumnos —quienes no esperaban la noticia— se sentían emocionados por recibir el premio

Los usos más corrientes en los que es posible encontrar una raya o guión largo son los que se indican a continuación

Intervenciones y comentarios en textos narrativos

Este signo sirve para anunciar al lector de un texto narrativo el comentario de un narrador  o la intervención de un determinados personaje.

Ejemplo:

—¿Estás seguro de lo que has visto? —preguntó Anna en tono irónico. 

—He estado estudiando durante muchos años —explicó el profesor.

Interrupciones del narrador

Se escribirán dos rayas o guiones largos para delimitar la intervención del narrador en el caso de que esté hablando un personaje.

Ejemplo:

Todo tiene un significadoañadió Ana. Para bien o para mal.

Delimitar acotaciones

Sirven para establecer los límites de un comentario que pertenece al narrador o a la persona que está contando la intervención de una persona.

Ejemplo:

  • Se debe tener en cuenta —confirmó el director— que los resultados no han sido los esperados.

Introducir una nueva aclaración

En este caso, se utiliza para aclarar o introducir un nuevo inciso en un texto que está delimitado por paréntesis.

Ejemplo: 

  • (los estudios llevados a cabo —incluyendo los de años anteriores— no ofrecían datos concluyentes)

El uso de este signo ortográfico es especialmente habitual en el ámbito literario. Su uso debe conocerse para poder realizar textos con sentidos y adaptados a las reglas ortográficas establecidas.



¿Te ha sido de utilidad?
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (115 votes, average: 3,94 out of 5)
Cargando…